Un estudio hecho en los países nórdicos , demostró que las personas que invierten en bolsa no son los que más dinero tienen, sino lo más inteligentes.

"Por extraño y paradójico que le parezca: La renta variable es el activo-a largo plazo-más rentable y menos arriesgado".Francisco García Paramés

La clave en el mundo de las inversiones está en la PACIENCIA, como decía un inversor value "Más vale hacerse rico despacio que pobre rápidamente" .

Todo llega para quien sabe esperar.Nunca te des por vencido, las grandes cosas llevan tiempo.

‎ "Yo me fío más de cómo maneja la economía una familia que se juega el pan o un empresario, que se juega la ruina, que un grupo de señores que, cuando quiebran un país, se van a su casa, reciben seis cargos públicos o privados y se dedican a dar discursos."Daniel Lacalle

Los seres humanos observan que hoy en día las carreteras, los hospitales, las escuelas, el orden público, etc. etc., son proporcionados en gran (sino en exclusiva) medida por el estado, y como son muy necesarios, concluyen sin más análisis que el estado es también imprescindible. No se dan cuenta de que los recursos citados pueden producirse con mucha más calidad y de forma más eficiente, barata, y conforme con las cambiantes y variadas necesidades de cada persona, a travésdel orden espontáneo del mercado, la creatividad empresarial y la propiedad privada.Jesús Huerta de Soto

Comprar cuando la bolsa baja y vender cuando sube es difícil porque va en contra de la naturaleza humana: en los últimos 3.000 años, cuando el vecino de al lado salía corriendo o gritaba "fuego", ha resultado rentable salir corriendo también. De ahí que cuando la bolsa sube nos dan ganas de comprar, y cuando baja nos dan ganas de vender, por una simple cuestión de biología.

¿Pero es que no os dais cuenta que todas las injusticias y toda la corrupción proviene de lo "publico"?‏



sábado, 4 de junio de 2011

¿cómo podemos saber cuanto vale realmente una empresa?

Hacer una valoración de una empresa es bastante difícil por no decir imposible. 

Primero, porque la contabilidad sigue un principio llamado "principio de funcionamiento" por el cual asume que la actividad de la empresa va a continuar en el futuro cercano y por lo tanto no es el valor de liquidación de cada bien el que está reflejado en una empresa. 

Segundo, porque para valorar una empresa no se puede tener en cuenta solo el valor que tiene el conjunto patrimonial de la empresa si lo liquidásemos en el momento, sino que también hay que tener en cuenta todos aquellos flujos futuros que se espera que los negocios de la empresa proporcionen, los cuales se pueden estimar, pero nunca saber con precisión. 

Tercero, hay ciertos elementos que soy muy difíciles de valorar, como la clientela, la posición de la compañía o marca en la mente de los consumidores, el know-how de la empresa, etc..

De todos modos, en algunos análisis verás que el valor de la empresa se calcula como la suma de la capitalización y la deuda neta. EV = Capitalización + Deuda neta.

La capitalización es el resultado de multiplicar el número de acciones por el precio de cotización, y la deuda neta es el resultado de restarle a la deuda financiera el efectivo y las inversiones financieras a corto plazo que la empresa tenga. 


El valor contable de una acción es la cantidad de Patrimonio Neto o Recursos Propios que le corresponde a cada acción. Para su cálculo simplemente se divide el total del patrimonio neto de la empresa entre el número de acciones.
El Patrimonio Neto de la empresa es la diferencia entre el Activo (bienes y derechos que la empresa posee) y su Pasivo (deudas con personas ajenas a la empresa).
Es decir, si una empresa posee un Activo de 100.000€ y un Pasivo de 40.000€, su Patrimonio Neto ascenderá a 60.000€. Si el capital de dicha empresa se encuentra dividendo en 20.000 acciones, cada acción tendrá un valor contable de 3€, pues 60.000€/20.000acciones = 3€.
Hay que recordar que la contabilidad de una empresa se realiza siguiendo el principio de empresa en funcionamiento, el cual se basa en que la empresa no va a liquidarse en un futuro cercano, por lo cual el valor que refleja la contabilidad no es por el cual se liquidaría la empresa. Es decir, que el valor contable de las acciones de una empresa sea de 3€ no significa que si mañana se liquida la empresa vayamos a recibir 3€ por cada acción que tengamos.
El valor contable se puede usar como un indicador de lo sobrevaluada o devaluada que se encuentre una acción. De hecho, algunos sistemas o filosofías de inversión como el “Value Investing” buscan, entre otros ratios, aquellas acciones cuyo precio de cotización sea inferior o similar a su valor contable, pues se supone que si esto ocurre y no hay ninguna explicación que lo justifique (como unas malas expectativas respecto al futuro de la empresa o de sus resultados) o dicha explicación carece de fundamentos o está sobreestimada, las acciones están cotizando a un precio bajo.


Las condiciones que deben cumplir los valores que analicemos serán las siguientes:

Empresa grande, presente en diferentes mercados y con el mayor grado posible de diversificación.
Resultados históricos contundentes y crecientes, especialmente en la última década.
Situación financiera cómoda, con un bajo endeudamiento y amplio margen de solvencia.
Cómoda generación de flujos de caja, principalmente por actividades de explotación.
Buena retribución al accionista.
Precio bajo en bolsa, en relación a sus fundamentales.
Entendemos que, mientras más cumplan las características citadas, estas empresas nos aseguran una buena revalorización bursátil en el largo plazo así como una interesante retribución entretanto, entendiendo el largo plazo como un espacio de tiempo superior a los dos o tres años. La lógica es que, aunque en el corto plazo la situación bursátil de ciertas empresas puede no reflejar su realidad económica, en el largo plazo ambas situaciones tienden a nivelarse, con lo cual si los resultados son crecientes, su precio en bolsa también debería serlo. No es nada nuevo: comprar barato y vender caro, decidiendo si un valor es caro o barato por fundamentales

1 comentario:

trasimaco dijo...

Disculpa mi ignorancia, ¿entonces es mejor tener un valor nominal (de cotizacion)sea más bajo que el valor libro (contable)?
Soy de Argentina y es dificil elegir buenas acciones, el mercado es muy chico, diariamente se negocian 40 millones... es poco, ademas el principal accionista es el Estado a traves de una presurosa estatizacion de la jubilacion privada. ¿Conoce algo UD de Argentina? ¿puede recomendarme alguna accion?